TIPOS DE SAL CONSUMIBLE

La sal es uno de los elementos más comunes que suelen formar parte del consumo diario de los seres humanos, quienes la necesitamos, siempre en su justa medida, para poder mantener el buen funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, poco se sabe acerca de los diferentes tipos de sal consumible que existen hoy en día, los cuales pueden variar según su procedencia y su textura, entre otras características similares.

Por ello, a continuación mencionaremos algunos de los tipos de sal consumible que podemos encontrar y algunas particularidades que se le atribuyen a cada uno de ellos.

Tipos de sal consumible según su procedencia

Tipos de sal según su procedencia

  • Sal común: consiste en el cloruro sódico que se obtiene de forma industrial en un laboratorio, el cual, usualmente, contiene otros elementos como yodo y flúor.
  • Sal marina: la sal marina no refinada se obtiene a través de la evaporación de agua de mar en las llamadas “salinas”. Tiene una coloración poco más grisácea, dada la presencia de otros elementos, tales como el magnesio, el calcio, el potasio, entre otros.

Tipos de sal consumible según su textura

Tipos de sal según su textura

  • Sal fina: también llamada sal de mesa, se emplea tradicionalmente como condimento para los alimentos.
  • Sal gruesa: sus cristales son de mayor tamaño en comparación con los de la sal fina, y suele emplearse igualmente para sazonar preparaciones.
  • Flor de sal: brota de la superficie de las salinas marinas, razón por la cual recibe su distintivo nombre. Se caracteriza por ser el tipo de sal consumible con menor contenido de cloruro sódico, y es realmente apreciada en la culinaria.
  • Sal en escamas: sus cristales tienen forma escamada y suelen emplearse para sazonar distintas preparaciones.

Tipos de sal-textura

  • Sal rosa del Himalaya: muy popular por las increíbles propiedades que posee, tiene su origen en Pakistán, y está compuesta por minerales importantes como el potasio, el magnesio, el calcio, el hierro, el manganeso, el flúor, el yodo, el cinc, el óxido de sulfuro y el cromo. Se considera una alternativa más saludable que la sal de mesa o sal común.
  • Sal hiposódica: se obtiene industrialmente en laboratorios, sustituyendo 2/3 del sodio por otros elementos. Se utiliza de la misma forma que la sal común y está especialmente indicada para personas hipertensas.
  • Sal ahumada: posee aditivos que le confieren un particular sabor y aroma a humo, por lo que es empleado para sazonar preparaciones y darles un toque ahumado.

Pues bien, estos son algunos de los tipos de sal consumible que podemos hallar en el mercado. Cabe acotar que su escogencia dependerá de las necesidades y requerimientos de cada individuo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…